MEJORES TENDENCIAS

TOP TENDENCIAS 2022

martes, 22 de febrero de 2022

¿Qué son los Sesgos Cognitivos? 5 ejemplos cotidianos de como pueden influir en nuestra Conducta.

Tipos de Sesgos Cognitivos y Como afectan  nuestra conducta

Nuestra mente puede ser una poderosa máquina de aprendizaje, procesamiento de información y toma de decisiones, pero también tiene ciertas imperfecciones que los publicistas, políticos y charlatanes pueden usar para mentirnos. Pero ¿Cómo nos engañan? En este artículo te explicaré y enseñare el arma secreta que usan, dicho esto es imperativo hablar sobre los sesgos Cognitivos con ejemplos prácticos para que así logres identificarlos.


¿Qué son los sesgos cognitivos?


Un sesgo cognitivo es un efecto que desvía el procesamiento mental del camino de la lógica, aunque cuando nos afecta, nos parece que estamos pensando de manera perfectamente racional. Se trata de una especie de “atajo”, que nos permite llegar a conclusiones rápidas en situaciones en las que ser veloz es más importante que ser preciso.


Tipos de sesgos cognitivos

Algunos sesgos cognitivos son atajos del pensamiento. Las psicólogas Susan T y Fiske y Shelley E. Taylor dicen que los humanos somos “tacaños cognitivos” es decir, preferimos gastar la menor cantidad de razonamiento posible, A continuación, te mencionaré los más comunes:


-El sesgo de confirmación: Es cuando buscamos o recordamos sólo aquella información que está de acuerdo con nuestras creencias. Por ejemplo: la mayor parte de la gente cree que los dolores de la artritis son más frecuentes cuando llueve o hace frío.

En un estudio, se les pidió a varios afectados que registraran cada día si habían sentido dolor y cuáles habían sido las condiciones atmosféricas. A pesar de que los datos no mostraban que el dolor tuviera preferencia por algún estado del tiempo, los enfermos seguían afirmando que los días fríos y lluviosos aumentaban los episodios dolorosos. Apoyaban su afirmación seleccionando datos parciales, como la cantidad de la primera casilla de ésta tabla, e ignorando la información de las otras casillas que indica en qué proporción ocurrían los episodios.

Si, por ejemplo, crees que la Tierra es plana, es más probable que busques información que refuerce esa creencia e ignores aquella que desafíe tu convicción.


Sesgo de Confirmación










- Efecto de arrastre o “bandwagon effect”: Consiste en sostener una opinión, creencia o preferencia, sólo porque muchas otras personas también la tienen. La moda que nos obliga a comprar el estilo de ropa que “se usa ahora” es el ejemplo más claro. Este efecto es muy aprovechado por los publicistas y vendedores. Seguramente has oído frases como “esta canción ha estado en el top diez por 5 semanas consecutivas” u “8 de cada diez gatos prefieren…Gatún”

¿Te ha pasado lo siguiente? Llegas a una tienda y preguntas ¿Cuál producto es mejor, el A o el B? Y el vendedor, en vez de responder la pregunta, dice ‘La gente se lleva mucho el producto A” Este tipo de respuesta se llama “argumento ad populum”.

Aunque la popularidad podría ser un indicador indirecto de la calidad de un producto o de la veracidad de una idea, en muchas ocasiones no es el caso e incluso puede tener graves consecuencias: millones de personas creyeron en las ideas de Hitler, y estaban equivocadas y significaron millones de muertes y gran sufrimiento; miles de padres no vacunan a sus hijos a pesar de que la evidencia dice que están arriesgando sus vidas. Cada vez que oigas un argumento ad populum, recuerda la frase: “Coma basura: millones de moscas no pueden estar equivocadas”.


Efecto de arrastre o Argumento Ad Populum


-El sesgo de compromiso: tendemos a comprometernos con una idea o decisión si ya le hemos invertido tiempo y esfuerzo ¡aunque sepamos que lo más probable es que los resultados sean malos!

Nos da miedo perder lo que ya hemos apostado, incluso si la posible ganancia es menor, este sesgo está relacionado con el de “evitar la pérdida”, como cuando te llaman para decirte que ganaste un premio, y para cobrarlo debes hacer una compra: los mercadólogos aprovechan tus ganas de conservar lo que ya “ganaste”.


-El “Efecto Forer” o “Efecto Barnum”: ocurre cuando juzgamos como cierto un discurso sobre nosotros porque elegimos sólo aquellas partes que sí se nos aplican. Es muy usado en los horóscopos Como éstos, hay docenas de sesgos cognitivos.


Efecto Barnum









-Sesgos son más bien emotivos o sociales: nos acoplamos a creencias porque tienen valor sentimental o queremos encajar en un grupo.



Los sesgos no son inherentemente malos: probablemente nos paralizaríamos si tuviéramos que analizar sistemáticamente cada idea y cada decisión. Pero sí conviene estar al tanto de esos “bugs” en nuestra capacidad de procesamiento para evitar caer en trampas mentales que pongan en riesgo nuestra salud, economía o libertad.


Hemos llegado al final del artículo, espero que esta información haya sido de gran ayuda para ti y que hayas podido solucionar tus dudas, si te gustan estos temas educativos sigue visitando nuestra web donde encontraras información relacionada.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡NO PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!